Newsletter programa de inmersión

Potenciar personas para transformar

La expresión ‘las personas en el centro” surge en un contexto en el que las organizaciones han tenido que asumir retos que no se podían abordar con éxito insistiendo únicamente en la mejora técnica/tecnológica de los procesos de gestión, operativos y estratégicos. 

Evidentemente, tales mejoras técnicas eran necesarias, pero a cualquiera debería parecerle obvio que sin la colaboración de las personas implicadas, poco se podría hacer para sacar el máximo partido a los avances tecnológicos. Poner las personas en el centro supone una revisión completa del concepto de efectividad, al quedar claro que esta no depende solo de mejoras técnicas en los procesos organizacionales, sino también de la motivación de las personas que participan en ellos, de las ganas que les pongan en que las cosas se hagan bien.

“Poner a las personas en el centro”

Podría significar que son importantes y que nos preocupan. Quizás también, que es relevante ocuparse de ellas porque son generadoras de resultados. O quizás podemos pensar que, al implementar un programa de mindfulness en nuestra empresa u organización, estamos poniendo a las personas en el centro.

Pero, ¿es solamente esto? ¿Es esto suficiente?

Una cultura centrada en las personas es más profunda y genuina. Es una transformación.

Poner a las personas en el centro significa humanizar el vínculo, empoderar, valorar, inspirar, escuchar, reconocer, potenciar, cuidar, respetar y acompañar a las personas, en cualquier momento de su carrera y sea cual sea su rendimiento actual.

Se trata de tomar consciencia de que las personas y las relaciones entre ellas, son la causa de todo lo demás.

Estas son algunas preguntas clave para líderes y organizaciones que quieran darse cuenta cómo van y por dónde necesitan seguir:

  • ¿Qué puntuación le daríamos realmente a las relaciones con y entre las personas del equipo?
  • ¿Estamos reconociendo de manera activa a nuestros colaboradores?
  • ¿Estamos promoviendo el feedback?
  • ¿Estamos liderando con empatía y humildad? ¿Demostramos a nuestros colaboradores que los valoramos como individuos?
  • ¿Estamos brindando espacios de formación, desarrollo y acompañamiento?
  • ¿Estamos viviendo el día a día acorde a nuestros valores y cultura de trabajo?
  • ¿Estamos ejecutando realmente la conciliación laboral y la flexibilidad?
  • ¿Conocemos a nuestra gente? ¿Cuáles son sus sueños, motivaciones, desafíos?

Poner a las personas en el centro, crear una cultura en torno, comienza por cuestionarnos si nos ocupamos genuinamente de ellas, si invertimos tiempo en darles voz y escucharlas, si promovemos un entorno laboral de bienestar y salud, que fomenta la conexión, la colaboración y acompaña cada realidad.

Como también requiere un gran compromiso y esfuerzo para asegurarnos de que estamos implementando las bases necesarias y la estrategia efectivamente.

¿Para qué? 

Para que nuestra gente se sienta implicada porque le aportamos valor y quiera estar y luchar en los momentos difíciles. Para retener el talento que tenemos, para sumar más, para desarrollar, gestionar, motivar y lograr el compromiso de quienes son la causa de todo.

Valores, propósito y cultura corporativa, alineados.

Te invitamos a ser parte de nuestro próximo #Masterthink 💭 en el cual vamos a charlar sobre la importancia de las personas para la transformación junto a Enrique Di Lucca.

Mañana jueves 26 de octubre a las 18:30hs. ¡Te esperamos! 

Inscribite acá 👇🏽

Próximo programa: OCTUBRE 2023

¡Sumergite en el futuro!

Agregá tu nombre a la lista y obtené la oportunidad de explorar las nuevas tecnologías, conectarte y relacionarte con el ecosistema de Silicon Valley.

es_ES